La singularidad de Setenil de las Bodegas

Si hay algo de lo cual quedar maravillado con Andalucía son sus pueblos blancos, y por si fuera poco, uno de ellos tiene una curiosa particularidad. Setenil de las Bodegas es un poblado en el cual la mayor parte de las viviendas y demás estructuras se construyeron incrustadas en la montaña, es común entrar a una casa o establecimiento y el techo de este sea de roca.

Por ser un pueblo bastante pequeño no hay demasiados monumentos, iglesias o museos, sin embargo, su arquitectura fuera de lo común, calles acogedoras y los hermosos paisajes ayudan a no echar de menos lo que no posee. Estos son algunos de los sitios que puede disfrutar en este pedacito de paraíso:

Calle Cuevas del Sol: en ella las casas están talladas en la roca que forma parte de la montaña, es decir, en realidad son especies de cuevas, además gran parte de la roca que sirve de techo a las viviendas sobresale considerablemente, ofreciéndole sombra a quienes transitan por allí. En la zona hay varios restaurantes y bares que contemplan el valle que les queda en frente.

Calle Cuevas de la sombra: en ella la luz del sol se cuela levemente entre los espacios que quedan entre la roca y las casas. Una gran placa de piedra sirve de techo a este callejón, convirtiéndolo en una especie de túnel, dicho camino conduce hasta las alturas del pueblo. Una vez allí tendrá vista de los olivos que abundan en la localidad.

Antiguo Ayuntamiento: es de las más bonitas edificaciones del poblado, pero ya no ejerce la labor de la cual le quedó el nombre, ahora es la oficina de información turística.

Castillo medieval: está en la parte más alta del lugar sobre una roca y fue construido en la Edad Media por los moros. La Torre del Homenaje y un pozo es lo que mejor se conserva de él y ofrece panorámicas de ensueño.

En Setenil de las Bodegas además puede entretenerse practicando fotografía, senderismo, pasear en bicicleta o a caballo, ir de caza, hacer escalada, etc. A parte si nota el nombre del pueblo entenderá que prácticamente está obligado a probar al menos uno de sus vinos con alguna salchicha o, mejor todavía, aceitunas; su otro fuerte son las almendras y el aceite de oliva. Este último es utilizado como base para muchos productos como jabones, geles, sales de baños, etc.

Prepare su ruta y disfrute de su merecido paseo, si su automóvil le es un impedimento porque ya no le resulta útil, una buena forma de sacarle provecho de otro tipo es buscarle venta coche desguace. Existen empresas con páginas web dedicadas a la compra de vehículos; si bien lo que reciba por él puede que no le alcance para uno nuevo, podría darle para un billete de bus para pasear hacia hermosos lugares como Setenil de las Bodegas.